• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso

Atlántida se resiste a entregar sus fuentes de agua

Jun 02, 2017

En Atlántida, al norte de Honduras, la población  animada por el interés colectivo de defender el derecho humano al agua, ha montado dos campamentos permanentes de resistencia pacífica exigiendo la cancelación inmediata de dos proyectos hidroeléctricos: Centrales El Progreso Hidrocep del empresario Jason Hawit  en el sector de Paujiles en Tela y de Inversiones de Generación Eléctrica S.A DE C.V, INGELSA, que construye una represa hidroeléctrica sobre el río Hilamito, en Arizona,  única fuente que hasta el momento no ha sido represada en el municipio. 

Honduras está viviendo momentos complicados. Por un lado hay toda una política estatal de entrega de territorios a empresas nacionales y extranjeras, y por otro una ciudadanía activa que se juega la vida defendiendo sus bienes comunes. Poco a poco están saliendo a luz pública las concesiones que se dieron durante el régimen de facto de Roberto Michelleti, los gobiernos de Porfirio Lobo Sosa y Juan Orlando Hernández.

Según una investigación del Equipo de Reflexión Investigación y Comunicación, (ERIC-SJ) actualmente el Estado ha otorgado 105 concesiones de ríos para la instalación de Represas Hidroeléctricas, 950  concesiones mineras y más de 800 se encuentran en trámite. Organizaciones ambientalistas estiman que el 35% del territorio hondureño ya fue entregado a la empresa privada para su explotación. 

Atlántida es uno de los departamentos que más agua tiene en Honduras. Cuenta con 73 ríos y quebradas de corriente permanente, 42 cuerpos de agua protegidos jurídicamente,  que están siendo amenazados por 24 concesiones hidroeléctricas, 5 de ellas ya están en operación según el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia. 

En 2015, la población de Arizona organizada en el Movimiento Amplio, exigió a las autoridades municipales la realización de un cabildo abierto para detener la instalación de la hidroeléctrica de la empresa Ingelsa pero el alcalde Adolfo Paguada, lejos de dar respuesta al clamor del pueblo, se unió a la empresa y manipuló el cabildo trayendo gente de otros lugares para aprobar la instalación del proyecto. Al ver las acciones del alcalde la ciudadanía auto declaró al río Hilamito libre de hidroeléctricas. 

En mayo 2017, tomando de ejemplo la lucha que libran los habitantes de Pajuiles y Mezapa en contra de Hidrocep de Jason Hawit,  la gente de Arizona armó su campamento para detener los trabajos de Ingelsa, sin embargo, la policía y algunos trabajadores de la empresa también se apostaron en el camino que da acceso al lugar donde se construirá la planta principal de la hidroeléctrica provocando miedo y hostigamiento en la población, que se resiste a ver su río en manos de la empresa privada. 

“Estamos defendiendo algo vital para estas comunidades” dice Lucila Lemus quien asegura que el río Hilamito es la única fuente que abastece de agua a todas las personas de Arizona, y que al ser represado se verán obligados a desplazarse forzosamente. Lucila junto a otras personas permanecen en el campamento noche y día evitando que los trabajadores de la empresa Inglesa continúen deforestando la montaña para instalar la represa.  Los trabajos de construcción se ubican en la parte alta del municipio. El campamento de resistencia está a unos 20 metros del río, y la calle que da acceso al lugar ha sido bloqueada por los trabajadores de la empresa y la policía quienes pretenden desalojar a la gente del campamento. 

La Constitución de la República de Honduras en su artículo 81, hace referencia a la libre circulación como un derecho constitucional, argumentando que la gente puede circular libremente por todo el territorio nacional. Sin embargo, con la instalación de proyectos extractivistas, las garantías constitucionales son violentadas. Las calles que antes transitaba la población de Arizona para ir al río Hilamito, están bloqueadas por la empresa como medida de presión para que la ciudadanía abandone el campamento y los trabajos de la hidroeléctrica continúen. En esta acción participa la policía nacional, que contrario a su misión de “Servir y Proteger”, está hostigando a las personas del campamento para que abandonen su lucha, señala Lucila. 

En Atlántida, puntalmente los pobladores denuncian a los empresarios Fredy Nasser, Jason Hawit y  Emin Abufele como los destructores de la montaña Nombre de Dios, y exigen a las autoridades la cancelación inmediata de los proyectos hidroeléctricos por los daños irreversibles al ambiente que han provocado. 

Inversiones de Generación Eléctrica S.A DE C.V, INGELSA,  es la empresa que construye la represa hidroeléctrica en el río Hilamito. Desde hace 10 años la empresa ha venido realizando estudios en el río y asegura tener todos los documentos para operar en orden. “Estamos aquí para generar empleos y proteger el agua”, dijo a Radio Progreso el ingeniero Hegel Ernesto Velásquez de Ingelsa, criticando al Estado de Honduras por dar cabida a la protesta social, en vez de proteger la inversión privada. 

Por su parte Claudia Sánchez del campamento en defensa del agua, dice que ya no creen en el discurso de las empresas que llegan a las comunidades ofreciendo hasta el cielo, pero en realidad lo que producen es un infierno porque les dejan sin agua. Claudia también desmiente a la empresa al decir que todos los trabajadores de la empresa son de otros municipios, y que estos desconocen el daño que este proyecto está provocando al ambiente. 

Muchas comunidades están alzando su voz de protesta por la presencia de empresas transnacionales que con apoyo de algunos empresarios hondureños cuentan con licencias para instalar mineras, represas o para talar el bosque y sacar la mejor madera para exportarla. 

Las comunidades del Atlántida organizadas en el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, han denunciado en la municipalidad de Arizona y la Fiscalía del Ambiente las violaciones a los derechos humanos y los daños irreversibles al ambiente que la empresa Ingelsa está provocando en el río Hilamito, pero hasta el momento las autoridades no han mostrado interés en resolver esta situación. 

 

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

HomeComunicacionesNoticiasApagones y altos costos de energía electrocutan a la población hondureña Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Con ojos de Mujer