• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso

La diplomacia huele a mentira - 24 Junio 2017

Medios

Nuestra Palabra de Hoy, Comunicaciones, SJ
  Sábado, 24 Junio 2017  

La diplomacia huele a mentira

Sin tomar decisiones importantes y de impacto para la vida de los pueblos concluyó en estos días la cuadragésima séptima Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, OEA, que se celebró, por primera vez en México, en la turística ciudad de Cancún, en el Estado de Quintana Roo.

Fue más de lo mismo con la diferencia que el caso más polémico fue el tema de Venezuela con el cual se comprobó la polarización ideológica que viven los países: un bloque a favor de Venezuela y otro bloque en contra de que se intervenga al país del sur de América. Se extrañó una preocupación genuina por los derechos humanos del pueblo venezolano. La discusión estéril se centró en medir el pulso político de los países.

Sí es importante reconocer el avance en el tema de brindar mayor presupuesto para la operación del Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Después de varios años de lucha, las organizaciones de sociedad civil anotaron un punto a favor de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana, que ahora económicamente van a tener un mayor margen para desarrollar su trabajo. La preocupación sigue estando alrededor de la poca importancia que los Estados prestan a las decisiones que desde esas instancias se toman para mejorar la vida de los pueblos en el marco del respeto a sus derechos humanos.

La Asamblea duró tres días, tres días en los que los Estados hablaban y hablaban de las bondades de sus países, países que viven en plena democracia y con un respeto a los derechos de sus ciudadanos y ciudadanas. Lamentablemente son discursos influenciados por “los cuentos de hadas”. Sus discursos están muy alejados de las realidades en cada nación. La diplomacia huele a mentira y esconde muchas verdades.

Lo que más prevaleció en la asamblea fueron las discusiones casi estériles y subidas de tono, en momentos hasta abandono de la diplomacia, en el caso de Venezuela que impidió que otras decisiones como la elección de tres comisionados de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, pasara a segundo plano, pero que en la práctica se convierten en resultados concretos del encuentro.

La Cuadragésima Séptima Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, OEA, llevó como lema. "Fortaleciendo el diálogo y la concertación para la prosperidad”, un lema escogido por México. Un lema que no logró tomar fuerza durante el encuentro hemisférico.

No hubo concertación en los temas que implican el respeto a los derechos humanos de grupos criminalizados como las mujeres. Pequeños grupos que se manifestaban a casi tres kilómetros del encuentro, fueron expulsados de la vía pública y reprimidos. Entre ellos algunos padres y madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa y un puñado de ciudadanos venezolanos que se apostaron bajo un puente y en el aeropuerto para pedir una solución a la crisis política de su país.

En esta Asamblea prevaleció la intolerancia a la protesta y a la disidencia de pensamiento. Nadie podía acercarse siquiera a unos metros de dicho evento desarrollado en una burbuja representada en un complejo hotelero con todas las comodidades y excentricidades en la que paradójicamente se habló de pobreza, respeto a los derechos humanos y fortalecimiento de la democracia.

Así concluyó, una vez más, la OEA su asamblea general, sin mucho ton ni son, y con un claro desprestigio del organismo que dice respetar la democracia y la libertad de los pueblos.

Escuchar y descargar Nuestra Palabra

 
Derechos compartidos, citando la fuente | Contáctenos | Misión | Historia | www.radioprogresohn.net
Si no se ha suscrito Nuestra Palabra, envíe un correo electrónico a multimedia@radioprogreso.net con el mensaje de suscripción.

Suscríbase a nuestro boletín informativo

Opiniones

HomeComunicacionesNuestra PalabraLa realidad de nuestra niñez - 09 Septiembre 2017 Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Con ojos de Mujer