0Shares

Tegucigalpa, Honduras. 28 de mayo 2024. El Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC-SJ), obra de la Compañía de Jesús en Honduras, presentó a la sociedad hondureña la decimotercera edición del Sondeo de Opinión Pública en la cual se recoge la percepción de la población sobre los principales problemas de país y el segundo año de gestión del gobierno de la presidenta Xiomara Castro Sarmiento.

La encuesta se aplicó en 16 de los 18 departamentos del país y revela que el 69 por ciento de la población percibe que la transparencia es uno de los mayores déficits en la gestión gubernamental en el año 2023. Mientras que 8 de cada 10 hondureños y hondureñas consideran que el desempleo, la situación económica y la inseguridad siguen siendo las principales preocupaciones y los grandes fracasos y desafíos del gobierno de la presidenta Xiomara Castro.

En una escala de 0 a 10, los hondureños y hondureñas evaluaron el segundo año de gobierno de la presidenta Xiomara Castro Sarmiento con una nota promedio de 4.23, se advierte una tendencia a la baja en su valoración de desempeño, puesto que en 2022, a dos meses del inicio de su mandato, obtuvo una nota de 6, y en 2023, primer año de gobierno, una de 4.46 .

“Los resultados del Sondeo de Opinión Pública revelan una imagen desgastada de la mandataria y una administración que no genera confianza ni esperanza de progreso para el país”, indica el ERIC-SJ.

Asimismo, el Sondeo de Opinión revela que el 53.2 por ciento de la población percibe que no hubo ningún logro en el segundo año de gobierno de la presidenta Castro. Además, se destaca que uno de sus mayores fracasos es la falta de cumplimiento de las promesas cuando llegó a la presidencia.

Problemas de país

La edición número 13 del Sondeo de Opinión Pública, en correspondencia al año anterior y con un leve aumento, recoge que los principales problemas se centran en la crisis económica y el desempleo con un 63.6 por ciento. Sumado a esto, la delincuencia e inseguridad y la corrupción con 19.3 y 7.2, respectivamente. El 41.7 por ciento de la ciudadanía advierte que la crisis económica será peor en el tercer año de gobierno.

Frente al clima de inseguridad, el gobierno impulsó el estado de excepción desde el 2022, sin embargo, 7 de cada 10 consultados perciben que esta medida poco o nada está atacando la violencia e inseguridad en el país. En ese sentido, el 66.3 por ciento advierte que los asesinatos han aumentado. Según los hallazgos de la encuesta, los actores involucrados en brindar seguridad son percibidos como parte del problema. El 55.3 por ciento piensa que la Policía y los militares protegen a los ricos y redes de criminalidad.

Durante el trabajo de campo del Sondeo de Opinión, se desarrollaba el juicio del exmandatario Juan Orlando Hernández, por lo tanto, la población fue consultada sobre el principal daño que este hizo al país cuando ejerció como presidente de la República, el 29.5

por ciento indicó que convirtió a Honduras en un narco Estado; el 20.6 por ciento que violó las leyes; y un 19.9 por ciento piensa que saqueó las arcas del Estado.

Corrupción e impunidad

Al profundizar sobre la corrupción, el Sondeo revela que el 51.6 por ciento de la gente percibe que este flagelo ha seguido igual y un 32.1 por ciento que ha aumentado. El 86.2 por ciento de la población coloca a los partidos políticos como los principales corruptos, mientras que el 80.9 por ciento cree que el Congreso Nacional es corrupto; por otra parte, el 78.2 por ciento de la ciudadanía cree que la Policía Nacional es corrupta. Además, dentro de esta categoría de corrupción, la población considera que el Gobierno Central también es parte de la escala de corrupción con 73.3 por ciento.

A pesar de que desde hace muchos años la población hondureña ha exigido la CICIH como un mecanismo externo para combatir la corrupción y la impunidad y que, además, se convirtió en una promesa del actual gobierno, el estudio resalta que un 55.8 por ciento de los hondureños y hondureñas no cree que la CICIH se instale en el país.

El Sondeo destaca el desencanto de la ciudadanía con las diputadas y diputados. La imagen de los congresistas es asociada con la corrupción y su bajo desempeño definida con un porcentaje de 83.4 por ciento.

Migración y derechos humanos

La migración y las remesas están teniendo un impacto significativo en la cultura política de Honduras. Aproximadamente el 57.1 por ciento de la población no ha considerado la posibilidad de emigrar del país, frente a un 42.9 por ciento que sí lo ha pensado. Quienes han pensado emigrar aseguran que es por la falta de empleo y oportunidades, representado en un 55.9 por ciento de la población.

El ERIC-SJ considera los derechos humanos un indicador importante para medir la calidad de democracia y el Estado. Por lo tanto, ha consultado a la población sobre la situación de los derechos humanos en el país, donde más del 70 por ciento indica que sigue igual o peor.

Los resultados del sondeo de opinión destacan que la población hondureña exige a la presidenta Xiomara Castro Sarmiento que resuelva la crisis económica y de inseguridad, cumpla sus promesas de gobierno, luche contra la corrupción y mejore el sistema de salud y educación.

No obstante, el panorama sombrío que recoge esta percepción, la población hondureña persiste en su esperanza en el país, en su presente y en su futuro, puesto que el 56.2 por ciento es de esperanza frente a un 38 por ciento que sigue teniendo temor.


0Shares