0Shares

  Jueves, 17 junio 2021    

Amenazas para las comunidades del Valle de Sula

Han pasado siete meses del paso de los huracanes Eta e Iota, y el riesgo en que se encuentran las comunidades es dramático. No solo por el abandono y estafa por parte del gobierno, sino porque estamos en plena temporada ciclónica y los vientos anuncian tempestades.

A siete meses de los huracanes se identifican dos amenazas para las comunidades. Primera, la mayor parte de las comunidades continúan sin bordos, y en los sitios donde se construyeron son de mala calidad y las ponen en mayor riesgo, ya que las familias ponen la confianza en el bordo que en cualquier momento va a ceder. Donde no hay bordos las comunidades ya saben y se salen al momento de ver la crecida del río, como ocurrió con las recientes tormentas en el sector de Guanchías, vieron que el agua entró a la comunidad y abandonaron las casas, volvieron a perder sus cosas, pero salvaron la vida.

La segunda amenaza, es la actual administración pública. Si la falta bordos pone en riesgo de inundación a las comunidades, el gobierno y un reducido grupo empresarios del Valle de Sula amenazan las tierras de las comunidades. No construir o construir mal los bordos es parte de la estrategia. Sin bordos las comunidades del Valle de Sula se volverán a inundar, y sus necesidades serán aprovechadas en el proceso electoral, los cachurecos están listos para da raciones de alimento, bonos y camas a cambio de votos.

Pero la perversidad del gobierno no termina ahí. Sin bordos las tierras productivas de las comunidades del valle de Sula se volverán a inundar y el gobierno puede aplicar la Ley de Ordenamiento territorial y declararlas zonas inhabitables para vivir y pasar sus tierras a empresarios de la agroindustria.

Como parte de esta estrategia encontramos la apuesta del gobierno de construir 14 represas hidroeléctricas para controlar las inundaciones del valle de Sula, el paquete de las represas está acompañado del traslado de la Comisión de Control de Inundaciones del Valle de Sula (CCIVS) a una docena de empresarios del Valle, y está conectado con la Zona Especial de Desarrollo y Empleo en Choloma. Es un solo paquete, donde los grandes ganadores son los empresarios y los grandes perdedores son las comunidades. Ante estas amenazan las comunidades del Valle de Sula exigen desde las calles, la construcción de bordos de calidad y el dragado de los ríos Ulúa, Chamelecón, Guaymón y sus canales de alivio; de igual forma demanda que se haga público el presupuesto, las licitaciones de los proyectos y las empresas constructoras. Al mismo tiempo, denuncian la secretividad de la información sobre el desmantelamiento de CCIVS, la construcción de las represas y la instalación de la ZEDE en Choloma.

Escuchar y descargar Nuestra Palabra


Derechos compartidos, citando la fuente | Contáctenos | Misión | Historia | www.radioprogresohn.net

0Shares