0Shares

Representantes de unas 15 comunidades rurales que pertenecen a los municipios de Quimistán y Pinalejo en el departamento de Santa Bárbara, occidente de Honduras, exigen al alcalde cancelar el proyecto hidroeléctrico Santa Lucía que opera sobre la quebrada La Ruidosa,  que es un afluente del río Cuyamel que cruza los departamentos de Santa Bárbara y Cortés.

A través de la Asociación por la Defensa de los Bienes Comunes, de Quimistán, ASODEBICOQ, los pobladores y pobladoras participaron en una caminata que inició en el parque de Pinalejo hacia la municipalidad de Quimistán,  para exigir se cancele el proyecto hidroeléctrico Santa Lucía, por el daño al medio ambiente y porque están atentando contra la vida de la presente y futura generación.

Las personas que viven en las comunidades cuentan que cuando llegaron los representantes de este proyecto hidroeléctrico al sector, les ofrecieron varios beneficios para las comunidades, y que en algún momento sintieron alegría porque pensaron que iban a progresar. Les dijeron que iban a generar al menos 500 empleos. Que tendrían apoyo para salud, educación, vivienda y otros. Y como no tenían conocimiento de cómo operaban estas empresas les creyeron. Han pasado cinco años y de esos beneficios no hay nada, todo ha sido una gran mentira.

“Desde que empezaron con la represa, hemos visto que el rio ha bajado su caudal, que poco a poco se ha ido secando, que ya no es el río en el cual íbamos a bañar, a lavar, de allí jalábamos agua para nuestras casas, bebían los animales y también para el riego de las milpas y frijolares. Creemos que de repente ese río puede desaparecer. Por eso estamos exigiendo a las autoridades que paren ese proyecto y que no queremos ni hidroeléctricas, ni minerías”, indicó una de las participantes.

Durante la caminata la gente gritó consignas relacionadas a la defensa de los bienes comunes: agua, bosques y los territorios. También  expresaron que se oponen al proyecto minero propiedad de la Empresa Recursos Mineros, S.A, REMISA que pretenden ubicar en la comunidad de Tierra Blanca. “Tenemos la seguridad que también la Minera nos traerá más destrucción de las fuentes de agua, contaminación del ambiente y nuestra vida se está poniendo en mayor peligro con la minería”, dijo otro de los participantes.

Ante  la amenaza  de dicha concesión  minera, el pasado 27 de septiembre, una comisión integrada por representantes de varias comunidades aglutinadas en la organización ASODEBICOQ junto con el abogado Rubén Darío,  se movilizó a las oficinas de Inhgeomin en Tegucigalpa para entregar un Recurso de Oposición por la concesión minera otorgada a REMISA, sin respetar la autonomía municipal.

En el documento de Oposición a la Concesión Minera dice: “Solicitamos que se respeten las obligaciones internacionales emanadas en los convenios, tratados y declaraciones, así como el respeto a la Legislación Nacional, de manera especial a la Constitución de la República, Ley de Municipalidades y abstenerse de aprobar cualquier solicitud para minería industrial o pequeña minería, metálica y no metálica, dentro del término jurisdiccional del municipio de Quimistán y por ende denegar la solicitud de la Empresa Recursos Mineros, S.A. REMISA, en la zona denomina Tierra Blanca, en este mismo municipio de Quimistán, Santa Bárbara, haciendo del conocimiento público su resolución al presente Recurso de Oposición.

No se respetó acuerdo municipal

Según consta en el libro de actas municipales, el 4 de agosto 2018 se realizó Cabildo Abierto, con presencia de autoridades municipales, ambientales   y comunidades representadas por patronatos,  juntas de Agua y otras organizaciones del municipio.

 En la petición que presentó ASODEBICOQ, expresa que se debe dar inicio al proceso de declaratoria de Zonas Productoras de Agua del municipio, como protegida y destinada exclusivamente para consumo humano y  para pequeña agricultura.

Además que se emitiera un acuerdo municipal en el que se declare el municipio de Quimistán Libre de Explotación Minera Metálica, Industrial y de Hidroeléctrica. Quedando aprobada la moción  según el punto de acta número 17.

0Shares