0Shares

Posicionamiento

La coordinación nacional de Convergencia Contra el Continuismo ante la sociedad hondureña se posiciona en torno a la actual coyuntura:

1.- Sobre la actuación del Ministerio Público en relación con la extensión de requerimientos fiscales seguida de órdenes de captura sobre casos de corrupción y criminalidad emblemáticos que estaban archivados durante mucho tiempo, se trata de acciones que no debían ser extraordinarios, puesto que lo extraordinario por su escándalo, es que hechos repudiables y que han dañado la vida y la dignidad de toda la sociedad, se hayan guardado y archivado dejando a los responsables gozando de la honorabilidad que les ha permitido el régimen de impunidad que ha prevalecido a lo largo de muchos años. Exigimos que estas acciones lleguen hasta las últimas consecuencias en el marco de la aplicación de la justicia siguiendo el debido proceso. Y que por salud y dignidad de la sociedad hondureña, y sin detenerse por presiones y chantajes de quienes conducen las redes de impunidad y criminalidad, los fiscales interinos prosigan su compromiso por adecentar la justicia y reivindicar un Ministerio Público que por muchos años ha sido cueva de bandidos. Y de esa manera digna, se contribuye a restablecer la institucionalidad y un retorno a la justicia y al Estado de derecho.

2.- La relación del Estado de Honduras con la comunidad internacional es necesaria y nos obliga a establecer vínculos dignos y recibir el apoyo que necesitamos como país empobrecido para impulsar propuestas transformadoras. Reconocemos que somos un Estado frágil y atrapado en dinámicas de corrupción e impunidad. Por eso mismo necesitamos de un instrumento internacional que, como la CICI-H, garantice procesos de luchas contra la corrupción ante todas las poderosas redes criminales. Sin embargo, cuanto más frágiles somos, más necesitamos el respeto a nuestra soberanía y a nuestra autodeterminación. Principios que sin duda no está respetando el gobierno de los Estados Unidos de América a través de declaraciones e intervenciones de la Señora Embajadora, Laura Dogu con su evidente intromisión en asuntos que son nuestros. El Estado y el gobierno de Honduras han de aceptar sugerencias, recomendaciones y apoyos, y todos ellos han de ser bienvenidos, siempre que no sean imposiciones y chantajes, como resulta evidente en el caso de la Señora Embajadora estadunidense. Esto es especialmente un improperio cuando estamos cumpliendo 200 años de la Doctrina Monroe que se sustenta en que países como el nuestro han de estar sometidos a los dictados del imperio del Norte.

3.- Nuestro llamamiento al gobierno que preside Xiomara Castro a que retome la senda de la auténtica refundación y no acepte chantajes de una oposición destructiva que desde la más alta oligarquía se configura en torno a dirigencias de los llamados partidos de oposición. De igual manera, nuestro llamamiento es a no perder el camino para convertir en políticas públicas los grandes desafíos en las urgentes temáticas agrarias, ambientales, salud, educación, empleo y defensa de los derechos laborales, infraestructura, cultura y derechos humanos. Como condición para hacer frente a todos esos desafíos, es alcanzar compromisos al interior del gobierno para apoyar con firmeza el plan de gobierno y a que no se pierdan en luchas intestinas estériles que pueden conducir a que el gobierno se convierta en plataforma electoral desde la cual se impulsen campañas proselitistas particulares. Si esto llegase a suceder, significará desgaste y desarticulación interna que solo beneficiará a la auténtica oposición destructiva, la cual busca aniquilar este proyecto que representa un camino hacia la democratización de la sociedad hondureña, y sin el cual todo lo que se puede venir en el futuro es barbarie y deshumanización.

4.- Desde ya lanzamos la convocatoria a la clase trabajadora y a todos los diversos sectores de la sociedad hondureña comprometidos con la transformación democrática de nuestro país, a convertir el año 2024 en un año de lucha y defensa de nuestros derechos, en el marco de la conmemoración de los setenta años de la gesta heroica de la Gran Huelga de 1954, con la construcción de compromisos unitarios y populares que nos lancen con decisión hacia la construcción de una sociedad soberana con un Estado de derecho que abra oportunidades dignas y justas para toda la población hondureña.

Honduras, 7 de diciembre de 2023

ver video https://www.facebook.com/cofadehonduras/videos/776403054296897

Convergencia Contra el Continuismo

0Shares