0Shares

El Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación ERIC-SJ presentó la novena edición del Sondeo de opinión pública, destacando que la actual gestión cumple con ciertos rasgos de una dictadura, porque de acuerdo a los consultados “no protege a los defensores de derechos humanos, no garantiza el derecho a la protesta pacífica, ni la vida de los protestantes”.

La población calificó con una nota de 3.6 el desempeño de Juan Orlando Hernández en su último año de gestión sobre una escala de 0 a 10. Esta nota es la más baja históricamente asignada a los mandatarios. El Sondeo de opinión ha recogido durante nueve años la percepción ciudadana sobre la situación política del país, valoraciones de confianza, el desempeño de la institucionalidad en términos generales.

Para Gustavo Cardoza del equipo coordinador del estudio “una novedad en este Sondeo es que a 10 años del golpe de Estado, la población cree que el país está peor”. 8 de cada 10 personas creen que la pobreza aumentó, que hoy los políticos son más corruptos, y que desde 2009 aumentó la entrega de los ríos y montañas a empresas extractivistas.

Elvin Hernández, del equipo coordinador del Sondeo de opinión pública detalló que el estudio tiene como propósito “aportar a la reflexión, debate y búsqueda de caminos de salida a las múltiples crisis que vive el pueblo hondureño”.En relación a las caravanas migrantes, el 66.9% la población hondureña cuyo familiar migró en esta modalidad colectiva, lo hizo por razones económicas y de inseguridad.

La población percibe que la corrupción está muy extendida en las instituciones públicas y privadas encabezando la lista el Congreso Nacional y la Corte Suprema de Justicia, al tiempo que 7 de cada 10 creen que los capos de la droga controlan las instituciones estatales. La población hondureña identificó como práctica corrupta en 2018, la emisión de recibos con cobros alterados por el pago del servicio de energía eléctrica bajo la responsabilidad de la Empresa Energía Honduras, EEH.

Un signo de esperanza en materia de corrupción que recoge el sondeo es la decisión de la población hondureña de respaldo a la aprobación de la Ley de Colaboración Eficaz y el voto de confianza que le da a la MACCIH para que continúe su trabajo en el país.

El sondeo encontró un déficit en cultura política ciudadana, subrayando que a la gente no le interesa la política, casi la mitad de la población no tiene preferencia por partido político y el 85.5% de la población no participa en ninguna organización.

Ficha técnica. El levantamiento de información se realizó entre el 15 y el 25 de febrero de 2019, con una muestra de 1540 encuestas válidas, representativas de toda la población mayor de 18 años que vive en el país. El estudio cuenta con un error muestral de +/-2.5 por ciento, y un 95 por ciento de confianza. La encuesta fue domiciliaria y se aplicó en 16 departamentos del país.

Para el ERIC-SJ la percepción ciudadana que se refleja en la novena edición, da cuenta de un régimen autoritario que se sustenta en la fuerza de las balas, en la corrupción, en alianza con las cúpulas empresariales, militares, religiosas y del crimen organizado.

0Shares