0Shares

  Jueves, 18 Noviembre 2021    

Juntos hicieron historia

Se despachó el inquilino de Casa Presidencial, con el título clonado de su informe “Juntos hicimos historia” porque vaya que hicieron historia, y todo el país lo hemos pagado y seguiremos pagando un precio muy alto en todos los ámbitos sociales, pero sobre todo cuánta vergüenza mundial hemos pasado.

Sus historias no son de las que se borran de la noche a la mañana. Usted señor usurpador será como un objeto olvidado por la historia, sin embargo, esos motes para el país de narco Estado, de narco gobierno y de narco partido será una sombra que tendremos que cargar y trabajar muy fuerte para adecentar las instituciones.

No cualquiera en su sano juicio tiene la osadía o la enfermedad con el poder para convertir un país en un lugar de transito de la droga a un país productor y procesador de cocaína. No cualquiera logra aliarse con los barones de la droga, para controlar todo el Estado y ponerlo al servicio de las actividades del crimen organizado. No cualquiera convierte un país en un narco Estado, usted cumplió el sueño del señor Escobar Gavidia.

Las historias de Juanchi impactaron todos los sectores sociales. Según datos de Instituto Nacional de Estadística, alcanzamos el 74 por ciento de pobreza, de ese total, el 53 por ciento vive en pobreza extrema; en esta década nos convertimos en uno de los países más violentos del planeta, más impunes y violador de derechos humanos.

Su vocación por el dinero fácil no se limitó a las drogas, en esta década saqueó el seguro social, la Secretaria de Agricultura y Ganadería, desapareció los fondos aprobados para la atención de la pandemia. Y como recompensa por los saqueos, aprobaron una serie de leyes encaminadas a privatizar los sistemas de salud, educación, pensiones y jubilaciones.

En sus historias siempre tuvo a su lado aduladores, mercenarios o compinches. En esta década, siendo presidente del Congreso Nacional, florecieron como hongos las concesiones mineras e hidroeléctricas. Un estudio reciente de la UNAH muestra que este modelo basado en el extractivismo en Honduras tiene amenazados el suelo de 156 municipios por 540 concesiones mineras y 100 municipios tiene sus ríos amenazados por 307 concesiones para generación de energía eléctrica. En todas sus historias resalta el desprecio por la institucionalidad y por la gente, pero con las ZEDE se graduó como todo un vendepatria. Aquí subyace el epicentro de la historia de Juan Orlando, dejar un país con su institucionalidad al servicio de la criminalidad organizada, centrar la actividad económica para beneficiar a la gente más rica del país y poner en subasta el territorio nacional. Esa es su historia y esperemos que también sea su condena.

Escuchar y descargar Nuestra Palabra


Derechos compartidos, citando la fuente | Contáctenos | Misión | Historia | www.radioprogresohn.net

0Shares