0Shares

  Martes, 21 julio 2020    

La desaparición forzada de dirigentes garífunas


El filósofo y politólogo italiano Norberto Bobbio plantea que los derechos humano“se han convertido ‘en uno de los indicadores principales del progreso histórico’”, sin cuyo reconocimiento y protección no puede haber democracia.

La grave situación de los derechos humanos en Honduras documentada por los diferentes mecanismos internacionales es un dato que demuestra el retraso histórico en el que vive el país y una razón de peso para comprender por qué no vivimos en democracia.

Un hecho concreto que ratifica lo anterior es el secuestro y desaparición forzada del presidente del Patronato del Triunfo de la Cruz y de otros 3 líderes comunitarios el pasado 18 de julio por parte de un grupo armado vestido con indumentaria de la Dirección de Investigación Policial.

La desaparición forzada es una de las más odiosas violaciones a derechos humanos, constituye en sí misma la negación del ser humano y, en palabras de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, implica un craso abandono de los principios esenciales del Estado de derecho y de una sociedad democrática.

Estos actos solo pueden cometerse en regímenes que desprecian la dignidad y, por eso, como lo señala Miriam Miranda, coordinadora de la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH), en la dictadura corrupta de Juan Orlando Hernández, las “maquinarias de la muerte están incólumes y fortalecidas”.

Aunque el Estado tiene la obligación de no practicar ni tolerar la desaparición forzada de personas en cualquier circunstancia, y de sancionar a los responsables, el sondeo de opinión pública del ERIC-SJ demuestra que la ciudadanía no confía en el sistema de justicia.

En este sentido, el 85.1% de la ciudadanía considera que los magistrados, jueces y fiscales defienden los intereses de las personas ricas, poderosas y corruptas.

Aunque tenemos que continuar exigiendo que estas instituciones cumplan con su obligación a pesar de la desconfianza, la ciudadanía en comunidad también debemos alzar la voz, denunciar en todos los espacios y desplegar solidaridad para que los compañeros garífunas aparezcan con vida y se castigue a los criminales.

Escuchar y descargar Nuestra Palabra


Derechos compartidos, citando la fuente | Contáctenos | Misión | Historia | www.radioprogresohn.net

0Shares