0Shares

  Miércoles, 14 julio, 2021    

La juventud y sus rebeldías

La juventud siempre nos asalta con sus rebeldías, incluso su huida del país por centenares y miles, en caravanas, sorteando peligros, es una rebeldía por haber sido marginada e ignorada. Su presencia, su rebeldía, sus actitudes, su organización, a veces estructurada desde la violencia, siguen siendo un desafío para toda la sociedad.

Los adultos demandan orden y seguridad para controlar a la juventud. Y se le amenaza y reprime. Sin embargo, son los adultos los que a lo largo de la historia han propagado valores y normas contrarias a la convivencia pacífica y al respeto a los demás. Los adultos de ahora han olvidado que construyeron sociedades fracasadas. Solo ver a centenares de miles de jóvenes en el desempleo, muestra el fracaso de la sociedad erigida por la gente adulta.

¿Cuál es la sociedad en la que los jóvenes se organizan en pandillas, se drogan, delinquen y abusan de sus energías?: Es la sociedad cuyo modelo ha dejado a la persona subordinada al capital y al mercado. Es la sociedad que se sostiene en el modelo de buscar la máxima ganancia al menor costo posible. Este modelo promueve el desarrollo tecnológico a favor de la cultura del desecho, de lo pasajero, del consumismo. Es la sociedad que pone el capital por encima de los derechos humanos.

En esta sociedad crece el niño y la niña y se convierten en jóvenes. Y crecen sin valorar la naturaleza, y crecen sin valorar las cosas, las tiran y así como desechan las cosas, así se van definiendo las relaciones humanas. Pero la responsabilidad primera no es de la juventud. Es la propia estructura económica la que sustenta una cultura juvenil consumista. Todo queda relativizado en esta sociedad de la prisa y de la mediocridad.

No hay duda de que la juventud de los barrios marginados es la más amenazada por esta cultura del desecho y del consumismo. Marginada porque es acusada de violenta y de estar vinculada a las drogas, la juventud de los barrios empobrecidos y periféricos, se acaba protegiendo dentro de organizaciones juveniles que le dan identidad y que la protege frente a un mundo que la agrede y discrimina. Atrapados en la droga y en el crimen organizado, muchos jóvenes de un barrio marginal se convierten simultáneamente en víctimas y victimarios en una sociedad que no ofreció más oportunidad que hundirse en su propia miseria y autodestrucción.

La juventud está demandando un cambio en el país y un cambio de sociedad, y ninguna campaña política que no tenga en el centro de sus propuestas un compromiso por la juventud y desde la juventud, podrá tener sustento. Cambia el sistema, y entonces puede cambiar la juventud, he ahí el desafío de la sociedad. Y en la manera en que las diversas instituciones civiles, públicas, políticas y religiosas se sitúen ante este desafío de la realidad juvenil, así estaremos diseñando el talante de las generaciones de la sociedad del presente y del futuro.

Escuchar y descargar Nuestra Palabra


Derechos compartidos, citando la fuente | Contáctenos | Misión | Historia | www.radioprogresohn.net

0Shares