0Shares

Miércoles, 16 septiembre 2020

La violencia estructural contra las mujeres


Honduras es uno de los países más peligrosos en el mundo para ser niña o mujer debido a un contexto de discriminación sistemática que se basa en una concepción errónea de su inferioridad y subordinación.

Este contexto se manifiesta a través de distintas violencias que van desde el acoso en la calle, en el sistema educativo y en el trabajo hasta las agresiones sexuales y el femicidio, que es la expresión más extrema de violencia.

Honduras tiene una de las más altas tasas de muertes violentas de mujeres, lo cual se refleja en los últimos datos proporcionados por el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Solo entre enero y julio de 2020 224 mujeres fueron asesinadas, catalogándose como femicidios. Esto significa que cada mes 28 mujeres son asesinadas y 1, cada 24 horas.

De acuerdo con Migdonia Ayestas, directora del Observatorio de la Violencia, estos datos reflejan dos cosas: primero, a pesar del confinamiento por la crisis sanitaria, las cifras de tales crímenes son similares a las de 2019.

Segundo, el confinamiento “por la pandemia se traduce en una medida de riesgo para las mujeres” debido a la falta de un enfoque de género que se debe adoptar en todas las decisiones públicas para evitar encerrar a las mujeres con sus agresores.

Debemos recordar, como lo señala la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que la violencia contra las mujeres no es un asunto aislado, sino que responde a una situación estructural y a una cultura de violencia y discriminación basada en el género.

Escuchar y descargar Nuestra Palabra


Derechos compartidos, citando la fuente | Contáctenos | Misión | Historia | www.radioprogresohn.net

0Shares