0Shares

Diversas organizaciones nos encontramos para conmemorar al Padre Guadalupe Carney, al cumplirse 40 años de su desaparecimiento. Iniciamos el día 15 con una antesala para anunciar las diversas actividades del día 16 de septiembre, nos acompañaron amistades cercanas al ERIC, disfrutamos un poco de la música del dúo cubano Buena Fe, quienes se alistaban para el concierto del siguiente día.

El 16 de septiembre, comenzamos a las 7 de la mañana con la feria agroecológica. Campesinos y campesinas que acompaña y apoya el Equipo de Reflexión Investigación y Comunicación, llegaron con sus canastas y costales repletos de productos cultivados en la tierra para ofrecer a los visitantes.

Además de los productos de la tierra, también hubo artesanías elaboradas por el grupo Manos Solidarias de la comunidad Kilómetro 17 del municipio de Tela Atlántida, También una variedad de bolsos y otras manualidades elaboradas por las mujeres, niños y niñas del programa educativo Paso a Paso de la colonia Rivera Hernández de San Pedro Sula.

Sin faltar una variedad de envasados, desde el rico chile habanero producido y transformado pro Carolina Castillo, como los productos transformados de la Red Comal que se vino desde Siguatepeque hasta El Progreso.

La feria agroecológica culminó con un almuerzo compartido, una rica sopa de frijoles para todas las personas asistentes. Y nos alistamos para la caminata que inició en el Parque Las Mercedes a llegar al Centro Técnico Loyola para continuar con la Santa Eucaristía presidida por el Obispo de Trujillo, Monseñor Jenry Ruiz junto a otros sacerdotes.

El obispo Ruiz, destacó en la homilía el legado del Padre Guadalupe Carney, indicando su trabajo de profeta, su amor por el pueblo más pobre de Honduras y su entrega total. “ El profeta siempre estará en contradicción, el amor de Dios no soporta injusticias, no soporta que una persona se aproveche de la otra. El amor de Dios goza de la verdad y de la transparencia”.

Las personas asistentes a la misa, llegaron de diferentes lugares, algunas bien cercanas a parroquias, otras de otras confesiones religiosas. Cabe destacar que la misa contó con muchos símbolos que representan el trabajo del padre Lupe y la búsqueda de la justicia.

Nuestra conmemoración al legado del Padre Lupe culminó con un concierto que inició la artista hondureña Karla Lara y culminó con el dúo cubano Buena Fe. Ambos artistas dejaron al público muy satisfecho por el ritmo y la letra contestataria, esperanzadora de sus canciones.

0Shares