0Shares

Honduras, 8 de noviembre 2022

La Coordinación Nacional de Convergencia Contra el Continuismo repudiamos el desalojo violento de sus tierras ancestrales del que fue víctima el pueblo garífuna en Punta Gorda, Islas de la Bahía, seguido del encarcelamiento de varias dirigentes de este pueblo noble y luchador.

Aunque somos conscientes de que esta acción se sitúa en el marco legal conducido por estructuras judiciales y del Ministerio Público que siguen vivas del antiguo régimen criminal y corrupto, lamentamos que la policía y el ejército bajo el mando de funcionarios públicos del gobierno que preside Xiomara Castro, se presten para implantar violentamente decisiones que atentan contra el derecho de los pueblos originarios y violen el artículo 169 de la OIT. 

Exigimos a todos los organismos hondureños del Estado responsables de velar por los derechos de los pueblos a que se garantice que las tierras de nuestro pueblo garífuna sean parte inviolable de su patrimonio, así como su cultura y su aspiración a vivir en paz. Con la misma fuerza exigimos la libertad de nuestros hermanos garífunas sin condicionarlas a medidas cautelares porque ellas están haciendo uso de sus derechos como pueblos originarios. 

Llamamos a la solidaridad nacional e internacional para con el pueblo garífuna, la OFRANEH y con las comunidades indígenas y campesinas asechadas por intereses de grupos fácticos en contra de los derechos patrimoniales y que amenazan la vida y violan sus derechos humanos.

Exigimos al gobierno investigación y castigo para los funcionarios policiales y judiciales que perpetraron esa brutalidad, de igual forma demandamos cumplir los tratados internacionales suscritos en defensa de los derechos de los pueblos ancestrales, y a que antes que las leyes espurias defiendan la vida y los derechos humanos de nuestro pueblo hondureño. 

Coordinación Nacional

Convergencia Contra el Continuismo

0Shares