Versión en Inglés

Mientras nos indignamos y elevamos acciones de repudio y protesta ante la narco dictadura, que desde su élite corrupta sostiene un sistema económico herido de muerte, y nos ataca con más violencia criminal, presionamos con acciones y protestas organizadas para apurar su inminente caída. En este marco de acciones conjuntas de rebeldías y resistencias, y como expresión de nuestro constante análisis y testimonio de lucha, elevamos nuestra voz colectiva en este Décimo Noveno manifiesto público:

1.- Si la dictadura cree que nos cansaremos, aquí estamos de nuevo con nuestra voz firme, exigiendo que profesionales con ética y sin mezquinos intereses, conduzcan esta crisis sanitaria, heredada por la llegada del Covid 19 y un sistema de salud colapsado. Luego de millones de dólares saqueados exigimos que se establezca un espacio de veeduría, independiente del régimen, y desaparezcan esas amañadas mesas y organismos de parapeto instalados solo para disfrazar saqueos y crímenes.

2.- Elevamos nuestra voz de repudio al hediondo papel de los militares, eternos vendedores de la soberanía y protectores de corruptos. Nunca dejaremos de exigir la desmilitarización de los territorios, la seguridad y entidades públicas. La ausencia de militares equivale a menos asesinatos, menos narcotráfico y más soberanía nacional.

3.- Condenamos desde la rabia y la indignación ancestral, las acciones criminales realizadas contra compañeros de la comunidad Garífuna de El Triunfo de la Cruz, contra OFRANEH, contra la resistencia originaria. Expresamos nuestra solidaridad militante y exigimos respetar los derechos del pueblo negro sobre sus territorios.

4.- Exigimos de manera urgente, se atienda a la población misquita, víctima de este colapso sanitario, provocado por los millones robados. Exigimos la llegada pronta de equipo e insumos necesarios a la zona, sus vidas tienen igual dignidad.

5.- Expresamos nuestro repudio a la resolución sobre el caso de María Luisa Borjas, quien encaró frontalmente a los autores intelectuales de la muerte de nuestra querida Berta Cáceres; hoy paga por su valentía en este territorio dominado por el crimen y sacudido por las balas. Un claro ejemplo que decir la verdad en Honduras, es un acto revolucionario.

6.- Hacemos un llamado a toda la población a sumarse a todas las caravanas y al cacerolazo convocados cada semana, desde este espacio seguimos alimentando la lucha con los manifiestos y nuevos aportes semanales a la campaña ¿Dónde está dinero? Seguimos en pie de lucha, y con creatividad seguiremos enfrentando esta oxidada narco dictadura, neoliberal capitalista.

Honduras, julio de 2020