0Shares

English version

Nuestro grito no se calla ante la corrupción que se consolida frente a una población que se debate entre la amenaza del virus, el hambre y el filo de una dictadura que empuja la rabia colectiva a punta de miedo y amenazas. El Coronavirus vino a desnudar en muy pocos meses toda una historia de saqueos al sistema de salud, y la criminalidad de quienes lo conducen. Estamos en pie de lucha, y las acciones se abren camino entre el encierro y miedos impuestos, y lo hacemos sentir con este conjunto de voces que las expresamos en este Décimo séptimo manifestó público:

1- Ante los estragos del Coronavirus, arreciamos la denuncia no solo ante Honduras, sino ante el mundo, que son criminales quienes conducen esta crisis sanitaria, personas que han introducido harina y balas a nuestros cuerpos. Por eso mantenemos firme la exigencia que la emergencia sea conducida por personas con ética y capacidad profesional en los campos correspondientes, al igual que un sistema de veeduría independiente para garantizar no más robos a las arcas del Estado y nos asegure saber dónde está el dinero.

2- Denunciamos que el aumento exponencial de casos positivos de COVID 19, está directamente relacionada con el aumento de casos de corrupción, posicionando a Honduras una vez más como un epicentro regional de crisis. A nivel latinoamericano, Honduras es el país con mayor cantidad de pruebas positivas por prueba realizada, es decir el 46% de pruebas dan positivo, solo Brasil supera dicha estadística, a pesar de que somos el país que más dinero ha “destinado” a enfrentar la crisis. Por favor dígannos, ¿Dónde está el dinero?

3- Exhortamos a la bancada de la dignidad a mantenerse unida ante el chantaje y las ofertas de dinero que únicamente buscan dividirlos y volver a meterlos al redil de la dictadura. Ustedes han abierto una rendija de lucha y esperanza desde lo político legislativo, no permitan que esa rendija se cierre, porque la oscuridad y perversión legislativa se ha cebado en contra de la vida y dignidad de la sociedad hondureña. Como espacio de organizaciones sociales y populares estamos atentos a cada paso de sus acciones, para respaldar todas las luchas y decisiones que estén en sintonía con nuestras demandas y clamores.

4- Nos mantendremos firmes exigiendo el paradero del dinero del pueblo, así como se mantendrá firme los señalamientos con nombre y apellido a los ejecutores de crímenes de nuestro pueblo. Esta semana nuestra condena y repudio es para Marcos Bográn, sus acciones están provocando muerte y sufrimiento en la gente, aunque sabemos que él es apenas un peón en el engranaje de la corporación criminal que lidera Juan Orlando Hernández.

5- Saludamos con entusiasmo militante las acciones de manifestación pacífica por parte de sectores juveniles consistentes en evidenciar mediante material gráfico en las paredes de edificios, a los responsables de las muertes y del saqueo en nuestro país, así como la enérgica acción de caravana vehicular convocada por diversos sectores.

6- Saludamos las luchas feministas que han evidenciado en los últimos días, prácticas patriarcales en espacios de resistencia; la construcción de hombres y mujeres desde una cultura política ciudadana que alimente relaciones humanas horizontales es urgente para alcanzar la libertad y la justicia social anhelada.

7- Como todas las semanas nos seguimos convocando cada sábado a las 7:00 de la noche al cacerolazo, como expresión de dignidad de que estamos encerrados, pero no callados.

Honduras, julio de 2020

0Shares