0Shares

Mientras el oficialismo habla de comunismo, Juan Orlando se reúne con Daniel Ortega, para dejar en evidencia la falsedad de su campaña. En esta coyuntura política lo que más importa es recuperar la institucionalidad y la soberanía, y en esa apuesta no hay tiempo ni espacio para distracciones, hay lucha y amor profundo como lo expresamos en este Manifiesto Público número 63:

1.- A un mes para las elecciones, llamamos a toda la población a no caer en las provocaciones de los cachurecos, y exhortamos a prepararnos para salir masivamente a votar en contra de la narco dictadura, porque un voto al Partido Nacional es un voto de respaldo a la corrupción, al narcotráfico, a la impunidad, a la privatización de los bienes públicos y a la venta de país con las ZEDE.

2.- El voto masivo es el único instrumento real para romper el fraude y echar a los criminales de Casa Presidencial y del Congreso Nacional. Por eso llamamos a toda la población a vigilar cada voto, a defender las urnas y las actas electorales hasta al cierre del conteo y llamamos a denunciar cualquier irregularidad sobre el proceso. Vigilar, defender y denunciar son actitudes a promover y mantener estos días.

3.- Denunciamos que a nuestros hermanos migrantes en Estados Unidos los han dejado sin posibilidad de participar en las elecciones generales, porque el trámite de la nueva identidad quedó truncado. Una denuncia frecuente de los miembros de la Diáspora Hondureña Internacional, y de los hondureños y hondureñas en la Alianza Nacional TPS es que los marginaron porque la gran mayoría votaría en contra de la narco dictadura.

4.- Los empleos ofrecidos con las ZEDE nunca llegaron, pero sí tenemos acciones de violaciones de todo tipo en los territorios, como la amenaza de desalojo a miles de familias en Choloma por la ZEDE Morazán y en las comunidades de Santa María del Real en Olancho, la instalación de una universidad en la ZEDE Prospera violando el Consejo de Educación Superior, y hay signos que buscan desmantelar el Instituto de la propiedad. Por eso invitamos a todos los partidos políticos de oposición a asumir la lucha contra las ZEDE hasta alcanzar la derogación de la ley en el Congreso Nacional.

5.- La educación y la salud siguen siendo dos carencias fundamentales en la sociedad hondureña. El Coronavirus solo desnudó las calamidades y precariedades del sistema de salud, de las escuelas, colegios y universidades públicas. Y quienes conducen el país, aprovecharon la pandemia para destruir y robar lo poco que había. Hacemos un llamado a todos sectores sociales a promover un pacto por la salud y la educación y a trabajar intensamente sobre él en la próxima década. El año entrante es una buena ocasión para concretarlo e impulsarlo, nuestros niños y nuestros ancianos se lo merecen.

6.- Compartimos el reconocimiento que recibió María Felícita López, quien fue reconocida con el Premio nacional Carlos Escaleras, con él se reconoce la fuerza y la tenacidad en la defensa del territorio del pueblo lenca. Con la misma fuerza denunciamos que la Corte Suprema de Justicia sigue ensañándose con los defensores del río Guapinol. Seguiremos denunciado y luchando hasta alcanzar la libertad de los compañeros.

7.- Llamamos a toda la población a profundizar la lucha en los territorios, porque somos conscientes que las elecciones son parte de la respuesta, pero con ellas no tenemos todas las respuestas. No comprometamos todos los huevos en la única canasta electoral, impulsemos la lucha por fortalecer los movimientos sociales en la defensa de los ríos, las montañas y de todos los bienes y servicios públicos, tenemos que seguir con la lucha contra las ZEDE, hasta alcanzar la derogación de la ley y desmontar la narco dictadura.

Honduras, 28 de octubre de 2021


0Shares