0Shares

Descargar documento: Pronunciamiento_Jesuita.pdf


“La verdad los hará libres” (Juan 8, 32)

La Conferencia de Religiosos y Religiosas de Honduras (CONFEREH), a través de su comisión de Justicia, Paz e Integridad de la Creación (JPIC), ante los hechos ocurridos en los últimos días sobre la confiscación de bienes y cierre de la Universidad Centroamericana (UCA) de la Compañía de Jesús en nuestro hermano país de Nicaragua, expresa su sentir solidario y profético:

1 – La Universidad Centroamericana-UCA, en Nicaragua representa un símbolo de excelencia académica, comprometida con los principios de la educación de la Compañía de Jesús sobre la formación integral de la persona dentro de la comunidad humana teniendo a Cristo como modelo de la vida humana, el diálogo entre la fe y la cultura, el conocimiento realista del mundo, los efectos del pecado social, la justicia, la acción por la paz, y su compromiso para con los empobrecidos. Tal como lo deseara el gran pastor, profeta y mártir Monseñor Romero, a propósito de una educación para nuestros tiempos: “Que los prepare para ser agentes de transformaciones, en vez de alienarlos con un amontonamiento de textos y de técnicas que los hacen desconocer la realidad. Una educación que sea educación para la participación política, democrática, consciente. Esto ¡cuánto bien haría!” (30 de abril de 1978).

2 – Nos unimos a la postura de la Universidad Centroamericana de Nicaragua, como también a la Compañía de Jesús a través de la Provincia de Centroamérica. Por cuanto, consideramos que, la incautación de bienes muebles e inmuebles y el cierre de la Institución ordenada por las autoridades judiciales y estatales es un vil atropello al libre pensamiento, a la autonomía universitaria, constituye un atentado al estado de derecho y a los derechos humanos fundamentales, por lo que, denunciamos las falsas acusaciones de ser considerado un centro de terrorismo y de formar grupos delincuenciales.

3 – Que estas medidas injustas y desproporcionadas constituyen un verdadero perjuicio al derecho a la educación de los nicaragüenses, puesto que traspasa las instalaciones de la Institución provocando una gran afectación a toda la población que hace tiempo viene resistiendo los atropellos a su dignidad humana.

4 – Por tanto, nos solidarizamos con el personal docente, administrativo, la comunidad estudiantil y la Compañía de Jesús que lleva a cabo esta obra de Dios en nuestro hermano país. Llamamos a la cordura al Gobierno de la hermana Republica, a un cese de la represión y, se convoque de inmediato a un diálogo de altura que haga posible la justicia, se revierta al debido proceso y se levanten las falsas acusaciones.

5 – Nos mantenemos alerta y en oración, confiando que prevalecerá la justicia y el derecho, de modo que Dios a través de la razón sabia hará posible que la justicia y la paz se besen (Salmo. 85,11).


UNIDOS EN MISMO ESPIRITU, EN UNA MISMA FE, Y EN UNA MISMA LUCHA PARA QUE LA JUSTICIA Y LA PAZ SE BESEN EN TODA NUESTRA QUERIDA CENTROAMÉRICA.

En Tegucigalpa, MDC. 18 de agosto de 2023.

CONFERENCIA DE RELIGIOSAS-OS DE HONDURAS.

0Shares