0Shares

Con la siempre concepción primitiva de desarrollo basada en el saqueo y despojo, los mismos que heredaron las prácticas colonialistas y de enclave, en este tiempo decidieron arrodillarse ante el proyecto de las ZEDEs, y así proseguir con la venta de la soberanía. ¿Cómo ignorar este momento histórico nefasto? ¡Imposible! Por las amenazas que representa este proyecto extremista neoliberal, nos pronunciamos en este Trigésimo Tercero manifiesto público:

1.- Vivos se los llevaron, vivos los queremos, exigimos la aparición con vida de los compañeros garífunas, defensores del territorio, que fueron víctimas de un ataque de la dictadura, en la lógica del despojo de sus tierras. Misma lógica que ha logrado levantar graves procesos de judicialización contra los compañeros defensores de Guapinol y sector San Pedro, quienes defienden y custodian las aguas del río, que hoy se ve atacado por Inversiones Los Pinares.

2.- La irresponsabilidad del régimen no tiene límite, la vida para ellos se reduce a dinero. A pesar de la severa advertencia de un rebrote del Coronavirus, se ha impuesto el criterio político y económico por encima del criterio médico, y se abrió la circulación nacional para la llamada semana Morazánica, sin importar las consecuencias humanas. Una acción que reafirma la vocación de corruptos y criminales de quienes conducen la pandemia.

3.- El presidenciable y actual alcalde de Tegucigalpa, Tito Asfura, quien ha sido señalado en diversas ocasiones por actos de corrupción (entre ellos la privatización del agua) hoy se ve una vez más como protagonista de un escándalo político. Está claro que el desvío de los fondos municipales y las contrataciones leoninas son parte del diario vivir del edil capitalino quien encarna a la perfección los principios rectores del partido Nacional: corrupción, impunidad y falta de dignidad.

4.- El reacomodo de la derecha continental, ha tenido en las últimas décadas la participación activa del señor Luis Almagro, quien desde la Organización de Estados Americanos (OEA) ha dirigido ataques contra procesos democráticos en Latinoamérica, siguiendo el guión impuesto por Estados Unidos. El mismo que apoyó el golpe de Estado en Honduras en 2009, hoy ve como el pueblo de Bolivia se alza contra la embestida imperialista y racista, y junto al pueblo chileno, se erigen como ejemplos de lucha para el mundo.

5.- No podemos hablar del Partido Nacional y su régimen sin su columna vertebral, el narcotráfico. Con la proximidad de la sentencia a Tony Hernández, vienen días de distracciones mediáticas, y por eso mismo invitamos a los diversos sectores de nuestro amado pueblo en lucha, a estar despiertos, atentos a lo que se avecina, y a seguir firmes en la denuncia de las amenazas y ataques de la dictadura.

6.- Convocamos a mantenernos en actitud de búsqueda y construcción colectiva de nuestra propuesta humana, ética, cultural, política y económica para liberar la patria y el Estado de esta narco dictadura y avanzar hacia la soberanía nacional y popular desde donde creceremos como pueblo en libertad.

Honduras, octubre de 2020

0Shares