0Shares

Ratificamos que la principal crisis no es el Coronavirus. La crisis fundamental es la que provoca el pacto de corrupción e impunidad construido en torno a la narco dictadura que lidera Juan Orlando Hernández. Y con mayor firmeza inquebrantable, alzamos la voz para llamar al encuentro, a la búsqueda de vinculación y de la unidad entre todos los sectores y expresiones populares y sociales, como el camino y la opción para sacar a los criminales que conducen el Estado, y así abrir caminos de salida. Necesitamos seguir juntando más voces en un solo grito, así como ahora elevamos este Vigésimo Tercer manifiesto público:

1.- Alertamos y denunciamos que se está aprovechando la pandemia para profundizar los proyectos extractivos, al tiempo exigimos que el Acuerdo de Escazú, sea firmado, ratificado y adoptado por el Estado de Honduras, como instrumento que facilitará el acceso de información y participación de las comunidades en la defensa de los bienes naturales y su lucha en contra de las transnacionales.

2.- Denunciamos ante el mundo que la vida de los defensores del río Guapinol es amenazada por el Estado, en una clara violación al procedimiento jurídico que no solo mantiene en la cárcel a ocho defensores, sino que ha anulado el sobreseimiento a otros cinco miembros del Comité Municipal con el propósito de volver a privarles de su libertad. Condenamos que la Corte Suprema de Justicia se organice internamente con el propósito de conducir todo el proceso para proteger a David Castillo, el autor más alto señalado hasta ahora por la justicia en el asesinato de Berta Cáceres.

3.- Reafirmamos que los militares junto con Juan Orlando Hernández, son el principal obstáculo para construcción de democracia y Estado de derecho; condenamos por eso mismo la militarización de la sociedad que se materializa en todos los campos, como ocurre con la nueva ola de desaparecidos en Santa Bárbara y los garífunas desaparecidos del El Triunfo de la Cruz.

4.- Condenamos la masacre laboral que están viviendo los obreros y obreras de la maquila, así como la falta de pago de salario de los maestros, así mismo rechazamos el intento del gobierno por cerrar el año escolar con el único propósito de ahorrar dinero para seguir robando.

5.- Advertimos que a la incertidumbre actual se sumará la tempestad de la campaña electoral, que se hará mucho más agresiva cuanta más ilegitimidad adquiere. Llamamos a todo nuestro pueblo a mantener la mente y los ojos abiertos para evitar caer en trampas que nos desvíen o confundan en la tarea primordial de socavar y arrasar con las bases que sostienen la dictadura.

6.- Celebramos el éxito de la Cadena Nacional Popular “¿Dónde está el dinero?” A la que hoy se suma “JOH se lo robó”, al tiempo que exhortamos a seguir sumándonos a todas las caravanas y cacerolazos semanales convocadores de pueblo en todas las regiones del país.

Honduras, agosto de 2020

0Shares